Kamae

Cuando escuchamos Kamae, pensamos en una postura determinada, marcial, pero su significado va más allá. Es nuestro estado anímico, grado de concentración y actitud mental que se reflejan en nuestra postura. Es una expresión de nosotros mismos, muestra cómo nos sentimos, nuestro nivel de concentración y cuánta confianza poseemos en nuestras habilidades.  

Es la posición del cuerpo, la actitud de los brazos, la mirada, la disponibilidad de la mente, el control emocional, teniendo en cuenta la distancia y el peligro inminente. Es por sí mismo un acto de comunicación porque es lo que nos permite orientar nuestro centro correctamente a nuestro oponente. Si se pierde esta relación, entonces nos encontraremos en desventaja porque aparecerán aberturas que nos harán vulnerables. Trabajar en un Kamae que nos proporcione una base sólida pero al mismo tiempo flexibilidad para reaccionar acabará ayudándonos a definir estas mismas características en nuestra personalidad.

Para O’Sensei Kamae es estar en guardia, vacío. Sólo prepárate. Las manos no tienen una posición definida. Esta es la aplicación al extremo la idea de que el protector no proporciona ninguna información. "No mires a los ojos de Aite, el corazón será absorbido por los ojos de Aite, no mires el sable de Aite, el espíritu será absorbido por el sable de Aite, no mires a Aite, y absorberás el ki de Aite". El Bu de verdad es una práctica encaminada a absorber a Aite dentro de la totalidad. "Estoy de pie, simplemente".

Morihei Ueshiba

Tamura lo definía como la corporal antes del ataque. Si el cuerpo está bien colocado, los pies orientados correctamente, el peso distribuido uniformemente en ambas piernas y una mente abierta, es posible actuar sobre el ataque sin tener que usar las manos pero para ello debemos tener presentes los siguientes conceptos: cuerpo flexible y equilibrado, las piernas ligeramente flexionadas, hombros hacia abajo, mente tranquila y "vacío", un pie de un medio paso hacia adelante, la parte correspondiente ligeramente hacia adelante, entregar los lados opuestos. Si las manos se colocan en la posición de base: Chudan: media altura, Gedan: bajo, Jodan: alto.

Tamura Nobuyoshi 012

Kamae” se puede traducir como “postura” aunque en kanji esta palabra significa literalmente “base”, es una posición básica que persigue alinear los tres centros de gravedad (cabeza, columna vertebral y parte inferior del abdomen). Ciertamente, el Kamae representa una de las bases fundamentales de las que parte todo nuestro Aikido, en su sentido más amplio hace referencia a nuestra postura corporal pero también a nuestra predisposición mental y espiritual.

Un correcto Kamae debe proporcionar una sólida sensación de estabilidad pero también debe ser natural y permitirnos una posición relajada que nos permita reaccionar rápidamente y desplazarnos en cualquier dirección. Esto se consigue colocando los pies de modo que conformen un triángulo y nos permitan avanzar o girar en cualquier dirección.

Kokyunageaix

El triángulo es la base del aikido y también del Kamae. El triángulo representa estabilidad pero también dirección o intención y todo ello se expresa en un Kamae correcto.
La percepción de los detalles y ki figuran en Kamae aunque en Aikido más específicamente utilizamos el hanmi no kamae (guardia de perfil). De acuerdo con el pie adelantado es migi hanmi guardia derecho (migi gamae) o hidari hanmi (hidari gamae) a la izquierda, si uke y tori tienen el pie contrario adelante hammi no kamae y del mismo lado gyaku hammi no kamae. De esta manera las caderas están activadas y, naturalmente, la superficie orientada hacia el cuerpo del oponente se reduce. El peso corporal todavía se distribuye en ambos pies y más en la planta, los talones son móviles. La distribución del peso es esencial para la movilidad, así como la colocación de las caderas.

"Dependiendo del tiempo, la situación, la topografía del terreno, el espíritu del momento, kamae es lo que reside en tu corazón"  

O´Sensei

Por Sakura Mai

 

 

Publicado en Blog de Aikido